Blogia
Verbo Ardiente: la bitácora de David

Un voto por la justicia

“! Como cambian los tiempos, compay!”, es una expresión cubana más propia de los campos que de la ciudad y se aviene a la actual situación. ¿Quién iba a decir que el Presidente de los Estados Unidos de América iba a ser abucheado en su propio continente, como un vulgar ladronzuelo.

 

Cuando el presidente norteamericano se movía en América todas las rodillas se plegaban, excepto las cubanas desde hace 46 años para acá, porque los gobiernos nativos tenían poder sobre sus pueblos y los americanos dominio sobre ellos.

 

El fenómeno de la repulsa no es nuevo, pero el actual caballerito que encabeza la Casa Blanca ha roto todos los record de desprecio fuera de su país ( y dentro va por igual camino), como se demostró en Mar de Plata, Argentina, Panamá y Brasil.

 

Y no es irrespeto, parece que ya es cansancio, no de los gobiernos, sino de los pueblos, que están hartos de propuestas como el New Deal, la Alianza para el Progreso y ahora el ALCA.

 

Pero esta no es la mayor bofetada, sino la que está en vísperas de sufrir en el plenario de la Organización de las Naciones Unidas, cuando se someta a votación el ocho de noviembre el informe cubano Necesidad de Poner Fin al Bloqueo de Estados Unidos Contra Cuba, en el que se fundamenta y exige que Washington termine con el ilegal acoso económico, el cual causa graves sufrimientos al pueblo.

 

Esta es la medida económica aplicada por la fuerza más larga en la historia de la humanidad y le ha producido a los cubanos, pérdidas por encima de los 82 mil millones de dólares, según cálculos bastante cuidadosos.

 

Pero el problema no es solo de dinero, sino de moralidad, porque el gobierno bloqueador sufrió en una ocasión igual trato por arte de una potencia europea y saltaron como libre huida; es la misma nación que desde su nacimiento se ufana de proclamar los derechos del hombre; la que históricamente ha acudido a cuanto conflicto se ha desatado en representación de la paz y la justicia.

 

Sin embargo, preparando condiciones para un día como el que les espera, pusieron como su representante en la ONU, no un halcón, diríamos en buen criollo, un león tusado, el señor John Bolton, que no sé que argucias pudiera utilizar para doblegar a los representantes internacionales, quienes en última instancia se pronuncian por el Si o el No.

 

Hasta el año pasado solo han acompañado a Estados Unidos en el Si los representantes de Israel, todo el mundo sabe por qué, e Islas Marshall, idem, que suponemos este año estén a su lado, pero con el No marcharon 179 países y nadie duda de que esta vez sean más.

 

Y repito, no es una cuestión monetaria, sino legal a la luz del Derecho Internacional, es moral en el sentido más humano y es políticamente inaceptable por su contenido de extraterritorialidad que afecta a la comunidad mundial, su comercio y las relaciones financieras.

 

Lo anterior quiere decir que no hay que ser simpatizante de Cuba y su sistema político, solamente estar apegado a los conceptos anteriores, para desligarse de los norteamericanos, porque no son socios confiables.

 

Hace 13 años solo 59 países votaron con Cuba, pero hace 10 aumentaron a 101 y el pasado ya eran 179, lo que acusa un crecimiento progresivo de los que se convencen de lo injusto del bloqueo.

 

¿Qué nos hace suponer que aumenten los votos contrarios? Pues es sencillo, que la actual administración solo promete guerras, ataques preventivos, sanciones económicas, eliminación de cláusulas favorables a sus socios comerciales… y eso que son sus amigos, entonces qué queda para los demás.

 

Digan un lugar donde los norteamericanos no tengan un conflicto actualmente, manifiesto o latente; solo dentro del eje del mal ubicaron a 60 países.

 

Lo mismo que ocurrió a Bush recién en América le sucedería si va a Europa, Asia, África u Oceanía, es que el refrán lo dice, ¡quien siembra vientos, recoge tempestades”.

 

La votación de la ONU no será más que el sentimiento universal sobre la sostenida política hipócrita y abusiva de los Estados Unidos. Ya la gente va sintiendo la necesidad de dar un voto por la justicia.

 

Martes, 08 de Noviembre de 2005

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres